Make your own free website on Tripod.com

Flor de Lis

Los Capetos Directos

Con la elección para el trono recaída sobre Hugo Capeto en 987 se abre una insospechada dinastía que reinaría la Francia en una sucesión directa o indirecta a través de ocho siglos hasta el año 1848 con una interrupción desde 1792 hasta 1814.

La rama de los Capetos Directos se entiende a aquella que partió desde 987 hasta 1328 con quince reyes cuyos antecesores siempre eran monarcas. O sea, cada rey descendía del rey anterior.

Se impuso una idea que hizo escuela en la monarquía en ese entonces electiva: consagrar en vida del padre al hijo mayor como rey de esa forma los nobles estaban obligados a jurarle fidelidad feudal y de paso olvidarse de elegir otro monarca. Esa fue la genialidad de Hugo Capeto quien así aprendió del gran error del Sacro Imperio Romano Germánico cuya monarquía era electiva y siempre había caos a causa de esa forma de gobierno.

En esa rama familiar se puede resaltar como grandes monarcas a Felipe II Augusto, San Luis y Felipe IV el Hermoso.

Esos reinados perseguían un mandato no escrito: agrandar los dominios reales efectivos, someter la brutalidad feudal sin rumbo y conseguir la permanencia de la dinastía con el truco de traspaso de la corona ya descrito.

Menú
Próximo Rey