Make your own free website on Tripod.com

Enrique III (1574 - 1589)

Hijo de: Enrique II y Catalina de Médicis.

Vida: 1551 - 1589

Casado con: Luisa de Lorena (1575).

Enrique III

Ese personaje increíble que hasta fue rey de Polonia gracias a los buenos oficios de su intrigante madre y conociendo la noticia de la muerte de su hermano, no dudo de escapar de sus vigilantes nuevos súbditos polacos para ganar a tiempo la consagración en Reims.

Con la matanza de San Bartolomé, la autoridad real era un hazmerreír lo cual fue revertido por este fantástico monarca con una buena mano de su madre con decisiones tajantes. Protegió a Enrique de Navarra de quien era primo y a quien de veras estimaba y quería como a un amigo. Se rodeó de una corte deslumbrante con el fin de crear una atmósfera suprema alrededor del rey con el fin de impresionar a los contingentes.

El rey, pese a las últimas victorias católicas, cuidó de los intereses de sus súbditos hugonotes en 1576 lo que provocó una Liga Católica. El rey la rechazó pero los Estados Generales lo obligaron a combatir a los protestantes en 1577 con unas cortas batallas limitándose el culto contrario.

En 1580 Enrique de Navarra corta la mala racha militar de su bando ganando impecablemente en Cahors, mas no se obtiene más concesiones. Enrique III ya estaba casado en 1575 y no tenía hijos, pero aun tenía un hermano más pequeño, Francisco quien lo podía suceder. Pero la muerte del muchacho en 1584 abre una crisis muy grande ya que derivaba la Corona al detestable hugonote Enrique de Navarra. Esa eventualidad para los católicos era inaceptable e iniciaron una última guerra. Felipe II de España los ayudó de manera que la guerra se transformó en la guerra de los Tres Enriques: el Navarro vence en 1587 en Coutras, Enrique de Guisa bate a los protestantes alemanes y suizos para poder entrar a París donde es inmensamente popular lo que provocó la huida del rey. Éste debió reunir unos Estados Generales dominados por los Guisa y furioso mandó asesinar a Enrique de Guisa disgustado del modo el cual fue tratado en esa reunión como si fuera un títere. Solo le quedaba a Enrique III aliarse con su primo para sitiar París pero fue asesinado por un monje fanatizado.

Con la muerte de este gran rey se termina la dinastía de los Valois y por ende concluye la segunda de las tres series de "reyes malditos".

 

Personalidad:

"Por la habilidad y paciencia que él dedicaba a los asuntos del Estado, el Rey tiene la fama de tener sólido y buen juicio. Era inteligente en los asuntos bélicos, disponía de sus ejércitos con sobriedad y cuidaba de tener bajas mínimas mas no era guerrero por naturaleza. Mucho no le gustaba la caza y las justas pero adoraba la compañía femenina y adoraba vestirse pomposamente con joyas y perfumes". Dicho por Cavalli, un embajador veneciano.

Menú
Rey Anterior
Próximo Rey