Make your own free website on Tripod.com

Hugo I  Capeto (987 - 996)

Hijo de: Hugo el Grande y una desconocida.

Vida: 941 - 996

Casado con: Adelaida de Poitiers (970).

Hijos: Roberto II, Hadwige, Gisela.

Hugo  I

Hijo del duque de los francos Hugo el Grande, el mismo ha heredado el título ducal que acarreaba la posesión del villorrio de París. Hugo siempre ha intrigado a favor de su padre por la corona del reino sin éxito, luego ya muerto su progenitor, se cortó a buscarla para él mismo.

A Hugo lo apodaban "Capeto" porque siempre solía usar una capa de abad en toda ocasión.

Su familia descendía, según escritos monásticos, de un plebeyo con un oficio para nada prestigioso en esas turbulentas épocas: carnicero. Por lo menos eso se dejó traslucir en la magnifica serie "Los Reyes Malditos" de Maurice Druon.

La oportunidad de oro fue la muerte del último carolingio rey, Luis V sin dejar descendencia... Hugo se hizo del trono gracias a la asamblea de los Grandes con el apoyo incondicional de la Iglesia la cual fue movilizada por el arzobispo Adalberto de Reims derrotando así al tío del rey finado el duque Carlos de Lorena quien cometió un fatal error: años antes juró fidelidad feudal al Emperador alemán lo cual lo marginó de la carrera.

Ni lerdo, tampoco perezoso, hizo consagrar rey a su hijo Roberto en el mismo año, inaugurando así la singular costumbre de coronar en vida a su propio hijo, demorando así por lo menos una generación más una elección regia.

Las posesiones efectivas de Hugo eran pequeñas y movían a risa a más de un gran duque... solo tenía la Isla de Francia llamada así a una región que rodea París... y nada más. El reino entero que se suponía que era de él, era solo suyo en papeles, ya que la gobernabilidad efectiva (léase ejércitos y recaudación de impuestos) corría por cuenta de los nobles feudales quienes otorgaban una deferencia real a Hugo solo por su cargo pero nada más que eso.

Hugo tuvo que hacerse respetar por los nobles especialmente Carlos de Lorena con ejércitos pagados por su propio bolsillo. Finalmente fue apresado el duque molesto en 991 anulándose definitivamente sus chances de amargar la naciente familia real.

También creó una tradición: adjudicar directamente a la Corona todo feudo cuyo poseedor haya muerto sin dejar herederos. Sus descendientes observaron esa práctica con labor digna de hormigas de tal forma en tres siglos más, la Francia se agrandó significativamente.

A su muerte acaecida en 996, su hijo Roberto II el Piadoso lo sucede exitosamente en paz.

 

Personalidad:

Era un rey piadoso, un abyecto enemigo del lujo, demasiado hábil en política con un coraje moderado y con una paciencia a toda prueba. Para muchos era un rey muy subvaluado. Pero que en realidad importó mucho su reinado pese a su sombra neblinosa en la historia. Resulta curioso que una larga dinastía empiece con un rey con un rostro borroso.

Menú
Rey Anterior
Próximo Rey