Make your own free website on Tripod.com

Luis XV  el Bien Amado
(1715 - 1774)

Hijo de: Luis de Borgoña (hijo de Luis el Gran Delfín y nieto de Luis XIV) y María Adelaida de Saboya.

Vida: 1710 - 1774

Casado con: María Leszczynska (1725).

Hijos: Luisa Elizabeth, Ana Enriqueta, María Luisa, Luis de Francia, Felipe Luis, María Adelaida, Victoria, Sofía, Teresa Felicitas, Luisa.

Luis XV

Llamado el Bien Amado ya que fue el que posibilitó la continuación de su dinastía. Apenas muerto su regio bisabuelo, con apenas cinco años, la regencia la tuvo que asumir Felipe II de Orleans, apodado "el Regente" y sobrino del Rey Sol. El Regente tuvo que reformar las políticas  absolutistas: reforma de los consejos de Gobierno e instauración del Polisinodo. Mas con los líos financieros, el Regente debió de descartar el Polisinodo y ser más absolutista que antes. Convocó al financista Law quien con el éxito de la Compañía de Occidente para la explotación de la Luisiada, llegó con la idea de crear una banca estatal pero hubo una especulación desenfrenada y el proyecto se fue al tacho afectando traumáticamente la opinión pública francesa.

En política exterior, el Regente notó que Felipe V de Borbón, rey de España no daba muestras de aflojar las pretensiones sobre el trono francés y se alió con Inglaterra para derrotarlo rápidamente de manera que Felipe V debió olvidarse de una corona extra en su testa.

A la muerte del Regente en 1723 tras años de labor fiel, Luis XV ya era mayor de edad. Él mismo se arregló una boda con María Leszczynska, hija de un rey destronado de Polonia en un raro casamiento solo por amor y no por poder. Con un cardenal, Fleury, Luis XV realizó una política moderada y de estricta economía enfocada hacia el saneamiento de las finanzas y dotar de una prosperidad al reino pero siempre chocaba con revoltosos parlamentarios. Pese a sus intenciones de no hacer la guerra en ningún lado, Luis XV debió de apoyar a su suegro en una fracasada campaña para recobrar la corona de Polonia. A la muerte de Fleury, el rey declaró que iba a gobernar solo pero a la larga delegaba las decisiones a sus ministros y disfrutaba de los placeres carnales con Madame de Pompadour. Tras una exitosa guerra pero sin resultados permanentes en una sucesión de Austria en 1748, la Francia se iba arruinando. Ya en esos tiempos, Luis XV no era más llamado el "Bien Amado" y se le endilgó la frase apócrifa "Después de mí, el Diluvio".

En su época el saber se ha ampliado mucho con el pensamiento de luminarias como Descartes, Voltaire, Molière, etc. y el rey se apresuró a condenar la Enciclopedia, en una actitud que hoy hubiese sido calificada de bárbara y prehistórica.

Hacia los últimos años de su reinado, Luis XV trató de cambiar de aliados con el resultado desastroso de la Guerra de los Siete Años en la cual perdió muchas colonias a manos de Inglaterra inclusive su joya: el Canadá, aunque logró que los quebequenses no fueran deportados a la madre patria. Con una mala administración y agitaciones parlamentarias, este monarca muere dejando una institución real demasiado débil y un reino exangüe.

 

Personalidad:

Casanova ha afirmado que Luis XV tenía una magnífica cabeza que daba lustre a la monarquía y a la belleza masculina pero nada se ha dicho sobre su carácter impenetrable. Era muy amante de los placeres venusianos y odiaba toda indiscreción sobre sus amoríos. Tenía fama de insaciable sexual.

Menú
Rey Anterior
Próximo Rey