Make your own free website on Tripod.com

Luis XI (1461 - 1483)

Hijo de: Carlos VII y María de Anjou.

Vida: 1423 - 1483

Casado con: Margarita de Escocia (1436) y Carlota de Saboya (1451).

Hijos: Ana de Beaujeu, Juana, Carlos VIII, Francisco (duque de Berry, todos ellos con Carlota).

Luis XI

Antes de su coronación, se la pasaba complotando contra su padre a manera de hobby y se la pasaba refugiándose en distintos feudos incluyendo el amenazador ducado de Borgoña. En 1447 Carlos VII le otorgó el Delfinado para ver si dejaba de jugar al conspirador, lo cual efectivamente hizo. Después de la muerte del padre, continuó con las reorganizaciones de la economía y de la justicia con el fin de fortalecer definitivamente la Francia, la gran y verdadera obra de su reino.

Pero de su reino se recuerda mejor a su famoso enemigo: Carlos el Temerario, duque de Borgoña, hijo de Felipe el Bueno y nieto de Juan sin Miedo... todos descendientes de la "mala sangre" de Juana II de Navarra.

Le hizo frente al rey en Perona en 1467, le ganó y le hizo prisionero para luego hacerle firmar condiciones humillantes en 1468. Luis XI jamás ha olvidado esa afrenta. Siguiendo la tradición capeta de esperar pacientemente de hacerle pagar las ofensas, esperó y esperó... la ocasión cayó en 1475 cuando el Temerario se sintió aislado por el ducado de Guyena, propiedad de un hermano de Luis XI (el rey de Inglaterra había renunciado para siempre a ese ducado y acordó en dejárselo a ese hermano), provocó una revuelta con alsacianos y suizos para forzar una salida al mar para obtener una comunicación con los ingleses mas fue derrotado en Grandson y Morat (1476) y finalmente fue muerto por un simple soldado en el sitio de Nancy (1477). De esa manera la Borgoña y Picardía fueron admitidas de vuelta como dominios reales. Algunos retazos de la herencia borgoñona fueron cedidos a la casa de Austria (Habsburgo) y aún más, en 1481 Luis XI se adjudicó Anjou, Maine y la Provenza a causa de la extinción de la Casa de Anjou. La Francia definitivamente es más grande que en tiempos de Felipe II Augusto. Y su reino fue mejorado con buenas vías de transporte y el auspicio de creación de ferias...

 

Personalidad:

Para nada agraciado, compensó esa falta de beldad con una inteligencia sin límites, sabía cuando y cómo dar los siguientes pasos. Nunca fracasó en "guerras frías".  No era cruel en particular pero era muy vengativo con los ofensores sobre todo si eran nobles. Tenía muchísima paciencia y solía repetir que todo ya llegará a su debido momento.

Menú
Rey Anterior
Próximo Rey